jueves, diciembre 30, 2004

Pequeños Placeres

Hace tiempo leí un libro (me acabo de dar cuenta de lo que me repito!!!, bien es cierto que uno es lo que lee, ¿no?), llamado "Pequeñas infamias" de Carmen Posadas. Dicho libro ganó el Premio Planeta en 1.998 (valga como dato). La sinopsis del texto no se las voy a dar porque terminaría por destriparlo y no es esa mi intención. La cuestión es, que a mí como lección de esta lectura me quedó que no hay nada en la vida que no tenga importancia, ni las verdades, ni las mentiras, ni las infamias, ni los halagos.
Esto viene a cuento, porque hoy me siento analítica, y he hecho una lista de las cosas que me hacen muy feliz. Me hace tremendamente feliz recibir un paquete por correo, esos instantes antes de abrirlo en los que le das vuelta, relees el remitente, lo tocas, lo hueles... rompes el papel y sacas su contenido...¡Ah! Placer!; Me hace tremendamente feliz escuchar a varios cantautores, esos primeros acordes, las primeras frases, el canto que se te cuela por los oídos... y de repente te sientes totalmente comprendido e identificado por lo que se canta...¡Ah! Placer; Me hace tremendamente feliz despertarme a las 3:00 am, y ver el reloj, para hacer un cálculo rápido y caer en la cuenta de que aún me quedan otras tres horas más hasta que suene el despertador. Esto último me causaba tanta alegría que cuando me acompaña de noche el ángel de la Guarda, me despierta para que vea cuantas horas me quedan aún, dándome siempre la buena noticia... ¡Ah! Placer!. Me hace tremendamente feliz recibir una llamada de madrugada, para que alguien con voz de trapo me salude un poco, me cuente como han ido el trabajo, y al final temine adoptando una personalidad infantil que precisa mis mimos... ¡Ah! Placer!.... Y así una lista de pequeñas cosas que me hacen tremendamente feliz. Y aquí viene el análisis: Si todo eso me hace sentir bien, ¿por qué no me acuerdo cuando me siento mal?.

sábado, diciembre 25, 2004

Cuando no puedes con el enemigo.....

Mi madre me encomendó a la virgen de Guadalupe
tomé mi guitarra, mis cosas y me fuí rumbo al norte
cruzé la aduana de Guatemala con más miedo que ganas.
Entré recogiendo las musas que dejaron tiradas

Chava Flores, José Alfredo y el mismo Agustín Lara
y con los restos fuí formando un Quién Diría
y una Primera Vez, y estaba Solo
con un Jesús Verbo No Sustantivo en la garganta...
Estaba en México,sin un centavo me sentía un hombre de éxito

México, México,
el destino me pintó el camino
que me trajo hasta aquí...
No sé si fueron los tequilas pero hablé con Negrete

aquella noche en el Tenampa que acabó al otro día
y en División del Norte tomé un taxi que después fue canción...
Estaba tan desesperado esperando su turno

con una ensarta de canciones el Animal Nocturno
y el miedo se convertía en respeto
por cantarles aquí, en la misma tierra
de Manzanero, la Beltrán y Pedro Vargas...
Caminando en la alameda, me platicaba una anciana

"Pedro Infante está vivo, pasa todas las mañanas,"
y es que aquí, lo que se ama nunca muere...

México/Ricardo Arjona
Me quedo con la última frase.

miércoles, diciembre 22, 2004

Trufo y yo

Este es Trufo.
Antonio Gala dice que la palabra perro suena como mal. Y tiene razón. A un ser al que se le tiene tanto cariño, llamarle perro, suena no sé.. como a insulto.
Así que dejémoslo en: este es Trufo.
Hoy me siento con la necesidad de presentárselo, porque este animalito ha sacado mucho bueno de mí, y hoy está malito. Nada grave, pero un poco de capa caída.
Hace un año, pasamos por un episodio espantoso, que prefiero no recordar, y que gracias al Universo, yo no presencié, pero hoy al verlo así tan triste me he acordado. La persona que lo sufrió con él también está algo mimoso hoy, así que se los dedico a los dos, aunque en la foto solo salgamos Trufo y yo.
Como les decía Trufo ha vivido conmigo estos últimos tres años, y casi tenemos relatos para escribir un pequeño libro: la llegada a Fuerte, ataque de gatos, peleas por la comida, algunos ataques de celos incontrolables, viajes en barco, avión y coche.... En breve volveremos a coger los bártulos e irnos a nuestra casita, y por la cara que pone cuando se lo digo, tiene casi más ganas que yo. Algunas cosas más que tendremos que vivir.... Ya no me imagino mi vida sin él. Pase lo que pase, sé que mañana él estará a los pies de mi cama tirando de la manta, y aunque parezca mentira esto me da mucha tranquilidad.


Yo y él Posted by Hello

sábado, diciembre 18, 2004

Una familia no-perfecta

Tengo una familia postiza, que como casi todas, no es perfecta.
Las conozco desde que me salieron los dientes prácticamente, que para poder estar dentro de la imperfección que esta familia postiza requería, me salieron torcidos, con lo que tuve una ortodoncia durante tres años, contribuyendo una vez más a la imperfección que nos unía.
Somos como medios días y medias noches, tenemos pocas cosas en común, algunos intereses compartidos, y mucha necesidad de hablarnos, la mayor parte de las veces.
Somos capaces de reconocernos el estado de ánimo con solo oirnos las voces.
Ayer, aprovechando las circunstancias de estar en esta época del año en la que todo el mundo se reúne porque es lo que se estila, nos reunimos en casa de la peque, nos brindamos con truchas caseras de la niña del cuento, y mojamos pan en la salsa de doña detalles. Resolvimos unos cuantos problemas de las relaciones de cada una, de esas relaciones que la mayor parte nos quitan el sueño, y que son más llevaderas desde que las planteamos al resto de la familia y le ponemos solución en grupo.
En unos meses nos vamos de viaje las cuatro juntas, y aunque no es un viaje de sueño, tengo que decirles que lo pierdo desde que me acuerdo de que nos vamos, no saben las ganas que tengo de disfrutarlo!!!!
Chicas, de nuevo aprovechando el momento este de puro pasteleo y demagogia que trae la Navidad, les voy a decir que las quiero, y que aunque parezca algunas veces ausente, estoy aquí con cada una de ustedes. Ah! y saben que yo se los digo en cualquier época del año y de todo corazón.

miércoles, diciembre 15, 2004

Una montaña rusa, dicen

Ayer, le comentaba a mi madre que estoy leyendo un libro. Desde las dos primeras páginas me di cuenta de que este libro iba a cambiar mi vida. Así se lo dije. Y ella se echó a reír.
Me quedé mirándola sin entender muy bien aquellas risas. A lo que su respuesta fue: Claro así está tu vida como una montaña rusa, si cada libro que lees te cambia la vida, estás en función de lo que lees!!!.
No me llamó la atención lo que me dijo sobre los libros, sino que ante sus ojos mi vida sea una montaña rusa. Me puse a pensar en que tal vez la mayor parte de la gente que me rodea piense igual. Y la verdad.... No me siento para nada en una montaña rusa. Es cierto que mis cambios de humor pueden sucederse varias veces en un día, pero mi centro de gravedad físico y psíquico sigue estando en el mismo sitio.
No sé por qué siempre se tiende a pensar en las debilidades de los demás. Yo ante ellos soy muy variable y eso me hace débil y vulnerable, por eso hay que tener cierto cuidado conmigo....
Llega un punto en que me dan ganas de reir.
Me encanta variar, me encanta tomarme las cosas tan a pecho, y me encanta ser así de pasional. Bueno a veces no me gusta tanto, pero no sé tomarme la vida de otra forma, y me sentiría perdida si tuviera que medir mis sensaciones. Cuando río lo hago a mandíbula batiente hasta que las lágrimas salen de los ojos; y cuando lloro lo hago como Alicia dentro del bote. ¡Qué pena que no lo entiendan!

lunes, diciembre 13, 2004

Se acabó el amor

¿Dónde está?. Que alguien me lo traiga!!!!
De un golpe, contundente y certero, le voy a cortar las alas. Después de confiscaré las flechas y el arco, y al final, lo dejaré encerrado en un cuarto oscuro, para que poco a poco se consuma con el tiempo.
Y si no que se hubiera andado con cuidado. ¿Qué es eso de andar disparando sin mirar?, ¿Sin evuluar daños ni consecuencias?. A lo mejor creyó, que el amor era solo eso, una enfermedad. Un estar sin comer, sin dormir, y con el estómago encogido, cuya curación a todo este mal era ser correspondido y estar acompañado "del otro", "de tu mitad"....
¡Vamos hombre!!, y ¿A quién se le están olvidando los ataques de inseguirdad, los celos, la angustia, la irremediable necesidad de controlarlo todo?, que pasa, ¿que eso no es amor?.
Pues todo es un lote, y lo uno viene con lo otro. Ah!, y que hay de los desengaños??, de imaginarte y construirte a una persona cómo tu quieres creer que es, y luego darte de bruces con la realidad, y ver que tu persona amada es la pura imaginación de tus necesidades???. Dónde está el amor para sanarte en ese momento????, escondido entre los matorrales acechando a otra víctima. Pues se acabó, ahora cuando lo pille, se habrá acabado el amor para siempre.

domingo, diciembre 05, 2004

Lo que hay que oír!!!

Y no lo digo por decir. Les cuento.
Cuando trabajaba en Las Palmas, mi jefe, era un forofo de Radio3. Todas las mañanas nos recibía escuchando una especie de contestador automático donde los oyentes llamaban y dejaban un mensaje, que minutos más tarde salía en antena. Después de eso venía: "Siglo XXI", programa que hacía un recorrido sobre distintos tipos de música, y que en ocasiones era monográfico sobre un grupo o autor; recuerdo con fingido entusiasmo aquella semana de marzo del 2003 en la que todo el programa fue dedicado a "Los Tigres del Norte", si supiera a ciencia cierta cuántos radio-oyentes tiene el programa, me inclinaría a pensar que Radio3 trataba de lanzar a estos chicos al estrellato. Bien, la programación musical, seguía con "El Ambigú", que no sé si se escribe así, o es algún término catalán que se escribe de otra manera. El caso es que para eso ya eran las once de la mañana, y mis coleguis de curro y yo salíamos disparados a la cafetera porque dicho programa tenía tal poder soporífero que caíamos fulminados sobre el teclado como los protagonistas del anuncio de Flex. En aquellos momentos, todos soñábamos con estar en un despacho con radio propia, y no estar sometidos a escuchar lo que el jefe designara.
Hoy en día, yo tengo despacho-oficina (como se le quiera llamar, vamos, un cuartito de 3x5), con radio propia. Como saben los que por aquí pasan, estoy en Fuerteventura, y... después de todo este periplo por tener un cassette en mi oficina... en Fuerteventura, solo se sintoniza Radio3.
¿Pueden creerlo?.
Pensé, al menos tengo internet, y podré escuchar lo que se me antoje, ¡Ajá! el ordenador no tiene tarjeta de sonido, claro, si solamente se trabaja con el autocad, el office y un programa contable, ¿para qué el audio?.
Resumen: no tengo escapatoria, y mi sino va a ser seguir escuchando Siglo XXI, o terminar hablando con la máquina de café, con la esperanza de que algún día emita algún sonido distinto al del molinillo.

sábado, noviembre 27, 2004

Ay! Si.... Ay! Si no....

Si le olieran los pies...
Si comiera con las manos...
Si fuera un gorrino....
Si fuera mala persona...
Si no le importara yo....
Si me dijera que soy plasta...
Si no dijera la palabra exacta.....
Si no supiera cómo me siento...
Si no me conociera tan bien....
Si no me hablara de los temas que me importan.....
Si no me escuchara siempre que le llamo....
Ay! Si... Ay! Si no.... Todo sería mucho más fácil.
Pero las cosas son como están, y ahora yo le oígo hablar y un dardo con curare se me clava en el pecho, me deja adormecida, tengo la esperanza de que no esté cuando despierte, pero.... mucho me temo que ahí sigue, diciendo la palabra exacta, escuchando todos mis lamentos.... ¿Qué me queda?. Solo asumir lo que siento, y seguir viviendo.

miércoles, noviembre 24, 2004

Un ángel con voz...

Hoy intenté empezar el post transcribiendo la canción de Ismael Serrano, "Un muerto encierras", y estando en su página, encontré esto en su libro de visitas:

"Mis ojos no han dejado de estar tristes todo el día... mis ojos... insisto en creer que son los ojos!! Y sí... me lo invento... me lo miento... aún sabiendo que mis ojos sólo son ese espejo de lo que mi mente ha estado pensando todo el día... por qué no podrían ser las manos el espejo...? o los pies? así no se notaría y no tendría que dar explicaciones llenas de palabras que se atraviesan sin dejar escuchar a las que realmente son...hace tantos siglos que el miedo me había dejado... este miedo que carcome los huesos...este miedo que me quita la respiración, que me deja con la cabeza en la almohada tratando de controlarme... no sé ... lo habré llamado? pero el miedo es maldito... el miedo me atormenta más que lo que me hace hoy estar triste... y entonces lloro a escondidas, lloro en un espacio mío mío... en el que él no se da cuenta... pero por qué llorar así?... no lo sé... no lo sé... aún más que el miedo, contestar esa pregunta es lo que me provoca lágrimas... Y de repente me levanto de la cama... sola en una habitación que cada vez he reconocido más, un cuarto lleno de mis últimos meses... lo he mirado por todos lados... lo he reconocido una y tantas veces más, entonces... decido quedarme... decido luchar hasta el último suspiro por esto, por todo lo que hemos construido durante tanto tiempo... si se va, me iré yo, si se queda, entonces... comenzaremos de nuevo el vuelo, con gorriones atados a nuestras muñecas..."

No sé quien lo escribió, pero desde luego le doy infinitas gracias por poderle poner voz a estas lágrimas que salen en silencio y a solas. Si se queda o si vuelve aquí otra vez, lucharé por esto hasta el último suspiro, con gorriones atados a nuestras muñecas, y con todo lo que ya sabemos.

martes, noviembre 23, 2004

No entiendo..

No entiendo la necesidad que tenemos algunos por analizarlo todo. Y nos esmeramos por llegar a una conclusión válida ante dicho análisis, por llegar a la solución de todos nuestros miedos, de todos nuestros sentimientos. ¿Cómo se puede ser tan atrevido y tan estúpido?. ¿Hay en algún lado un manual de sentimientos?.
"Si usted siente dolor de estómago, escalofríos que recorren la columna vertebral, y se despierta en medio de la noche con angustia y sensación de asfixia... El diagnóstico es que probablemente esté pasando usted por una ruptutra sentimental...."
Ciertamente sería útil, pero imposible.
Lo único que he logrado descubrir es que los sentimientos no se rigen por ciencias exactas, y que cada causa tiene un efecto incógnita.
Y aún sabiendo todo esto, me empeño en llegar a algún lado donde encontrar las etiquetas para colocarlas en los sentimientos que siento, y que vivo. A mis casi treinta, aún no logro reconocer lo que pasa dentro de mí.
Siento necesidad de hablar con alguién, siento que le quiero mucho, siento que la vida es más fácil cuando está cerca, siento que es un gran apoyo, siento que los miedos se van cuando me abraza. También siento que puedo vivir sin él, que mi vida parece que va por un camino que no es el mismo. Comparto con él todo lo que hace risa o lo que me angustia.
A ver, quien hay por ahí que me diga la diferencia, ¿es esto amor o solo una amistad muy grande?. Porque la necesidad de ponerle nombre me está llegando a volver un poco loca, (con lo poco que me falta)

lunes, noviembre 22, 2004

Me perdonan...

A todos los que no son realistas con la vida y hacen daño... y todo eso
Que se vayan todos al infierno, y que ardan como arde mi caldero!!!
Fuera toda la porquería!!!
Fuera toda la mala gente!!!!
Fuera toda la hipocresía!!!!
Y el amor.... el amor que se vaya al infierno también.
Si no fuera por él, ahora no estaríamos como estamos.
Yo solo quiero coser y hacer mis hechizos, tranquilita en mi casa. Y para eso ya tengo mi máquina, a Trufo, que siempre, siempre, aunque lo bañe, me hace compañía. También tengo un teléfono abierto al que llamo a mi amiga, que siempre está. Qué más quiero? quiero olvidarme de todo esto y dedicarme a lo que me gusta. Y ya presiento que me falta menos para conseguirlo.


miércoles, noviembre 17, 2004

Sin daños a terceros

Justamente ahora
irrumpes en mi vida,
con tu cuerpo exacto y ojos de asesina.
Tarde como siempre,
nos llega la fortuna.
Tú ibas con él,

yo iba con ella,
jugando a ser felices por desesperados,
por no aguardar los sueños,
por miedo a quedar solos.
Pero llegamos tarde,

te vi y me viste,
nos reconocimos enseguida,
pero tarde.
Maldita sea la hora
que encontré lo que soñé,
tarde...
Tanto soñarte y extrañarte sin tenerte,

tanto inventarte,
tanto buscarte por las calles como un loco,
sin encontrarte.
Y ahí va uno de tonto;
por desesperado,
confundiendo amor con compañía.
Y ese miedo idiota de verte viejo y sin pareja,

te hace escoger con la cabeza lo que es del corazón.
Y no tengo nada contra ellos,
la rabia es contra el tiempo
por ponerte junto a mi,
tarde...
Ganas de huir,

de no verte ni la sombra,
de pensar que ésto fue un sueño o una pesadilla,
que nunca apareciste,
que nunca has existido.
Ganas de besarte,

de coincidir contigo.
De acercarme un poco,
y amarrarte en un abrazo,
de mirarte a los ojos
y decirte bienvenida.
Pero llegamos tarde,

te vi y me viste,
nos reconocimos enseguida,
pero tarde.
Quizás en otras vidas,
quizás en otras muertes.
Que ganas de rozarte,

que ganas de tocarte,
de acercarme a ti y golpearte con un beso,
de fugarnos para siempre,
sin daños a terceros.

Tarde (Sin daños a Terceros/Ricardo Arjona)
Desgraciadamente, siempre, siempre es con daños a terceros.
Hace días que veo como dos personas pueden sentirse perfectamente reflejadas en esta canción tan real. Ojalá, que todo pase, y que los daños a terceros sean de pronóstico leve. Si ellos supieran lo que yo sé.... Si lo hubieramos sabido antes.... Tarde

lunes, noviembre 15, 2004

Mi manta mágica

Este fin de semana, Ace volvió a casa. Con ella traía una manta de regalo para mí. Es de un cuerpo, a rayas verticales de colores verdes, azules y lilas, suavizados con intervalos blancos. No sé cómo se llama exactamente el tejido que la compone, solo sé que es mágica.
Es sumamente calentita y muy ligera.
Ayer me dispuse a comprobar su poder. Eran las cinco de la tarde. Estaba viendo la tele, (mi serie favorita, que no les voy a contar cuál es para que no me tilden de inmadura como hizo mi hermano ayer mismo), estaba bastante concentrada en el desarrollo del capitulo, y como ya les digo cosiendo. Era el mejor momento para comprobar el poder de dicha manta. Bien, dejé los bloques de lado, y me acosté, me la puse por encima, y en menos de cinco minutos estaba dormida. Quedé inmersa en un dulce sopor, del que me era imposible salir. Intentaba abrir los ojos, y a penas lo lograba. Yo sabía que iban pasando los minutos y el tiempo avanzaba, tenía que despertar, pero el poder mágico de la manta es muy fuerte. Quería salir de aquel estado, y mi cuerpo se encontraba completamente inmóvil.
Entonces entró en escena Trufo. Me miró fijamente, y empezó a sentir celos de mi estado. Así que sin dudarlo cogió una puntita de la manta y tiró, despacio pero con decisión... Poco a poco me fui desprendiendo de la manta y de su encantamiento. Y pude despertar.
Anoche, y como resultado de la siesta tan profunda que hice, no podía dormir, sin dudarlo la busqué. En menos de diez minutos estaba dormida de nuevo.
Como les digo, tengo una manta mágica. Gracias Ace.

lunes, noviembre 08, 2004

Flores nuevas

La primera vez que supe de esta canción fue en enero del 2002. Ángel Ravelo, tenía unos apuntes de un taller con Diego Massimini, y la habían estudiado en dicho taller. Leí la letra por encima, y me gustó. Le dije a Ángel que la cantara un poco para ver como era la música, y me quedé loca!. Esos primeros acordes y la primera frase : "Será por tu niñez, que llevo tan adentro...".
Luego, en marzo del mismo año, Fermín Romero la cantó en un concierto en La Tierra. El ambiente era envidiable. Sábado noche, mucho frío, y lluvia; y nosotros dentro escuchando a Fermín cantar aquella letra tan maravillosa, acompañados por un té indio, que Angel Lima prepara como nadie.
Llegó junio. Y el señor Jesús Garriga, vino a casa, a Las Palmas, en su primer mini tour por Gran Canaria. Nos comimos un pescado al horno que todavía Jesús recuerda con placer. Jesús, tenía un gusano cerebral (esas canciones que se meten en la cabeza y no puedes dejar de tararear), la canción volvía a ser Flores Nuevas. No saben lo que disfruté del canto de la canción a capela, mientras Jesús estaba en la ducha... Impresionante!.
De una manera u otra esta canción tiene algo que en su día se alojó en mí, y que me hace sentir una variedad tan grande de cosas que me resulta imposible simplificarlas y explicarlas.
Ayer. Domingo noche. De esos domingos tontos y raros. Sola en casa de mis padres, con la colcha de Mónica sobre mis pies, mientras la acolchaba, haciendo zapping, descubro a Eva de Goñi y a Andrés Molina cantandome dicha canción. ¿Qué les puedo decir?. Mi ojos empezaron a derramar lágrimas, sin motivo, sin causa, pero ya, imposibles de contener.
Lágrimas por el tiempo que pasó, por la gente que ya no está, por las dudas que me asaltan a cada momento sobre las cosas que me quedan por vivir, pero sobre todo por tu ausencia..
Y es que no sé que pasa, pero necesito ver que hay flores nuevas en lo que siento por ti... en lo que sientes por mi.

miércoles, noviembre 03, 2004

Mi ritual

Cada viernes a las tres, me encamino a casa. Atrás intento dejar las facturas, los cobros, los pagos, los cambios de aceite, de placas de desgaste...
Al llegar, mamá tiene todo listo para que yo coma (no quiere ni pensar que estoy más de ocho horas sin meterme algo en el estómago). Ingiero todo lo que allí me espera: una comida equilibrada, en su justa medida de hidratos de carbono, de proteinas y mínima cantidad de grasa.
Después de un descanso de una media hora, estoy lista para disfrutar del fin de semana.
Lo primero que hago es encender una barrita de incienso, de rosas normalmente. Lo dejo quemar despacio mientras me acuerdo de todos los que necesitan un pequeño empujoncito, cierro los ojos y concentro mi energía.
De ahí me voy directa al hervidor de agua, caliento la medida del termo, un medio litro más o menos. Destapo el termo, y me acerco al calor de la cocina, siempre me ha gustado pegarme hasta sentir casi que me quemo.
Voy a mi cajita roja de metal, donde guardo la yerba. Con una cucharilla lleno el mate. Tres cuartas partes de su capacidad. Tapo la boca del mate con la mano y volteo la yerba para que se asiente bien. El agua está a punto de empezar a hervir, así que este primer mate lo preparo con este agua, caliente pero sin quemar. Lleno el mate y dejo que el agua coja más temperatura.
Me encanta ver cómo se infla la yerba, y cómo salen las primeras burbujas. Espero.
Este primer mate es amargo, de sabor fuerte. Chupo por la bombilla, y dejo que me inunde este sabor. El agua ya está a punto, lleno el termo con el agua. Vuelvo a llenar el mate, y ahora con todo listo, me voy hacia la máquina de coser.
Los sentimientos que tengo en este momento son de pura paz y sosiego. Aquí, mate en mano, pienso que ahora no necesito nada más ni a nadie.

martes, noviembre 02, 2004

I hope you don't mind

It's a little bit funny this feeling inside
I'm not one of those who can easily hide
I don't have much money but boy if I did
I'd buy a big house where we both could live
If I was a sculptor, but then again, no
Or a man who makes potions in a travelling show
I know it's not much but it's the best I can do
My gift is my song and this one's for you
And you can tell everybody this is your song
It may be quite simple but now that it's done
I hope you don't mind
I hope you don't mind that I put down in words
How wonderful life is while you're in the world
I sat on the roof and kicked off the moss
Well a few of the verses well they've got me quite cross
But the sun's been quite kind while I wrote this son
gIt's for people like you that keep it turned on
So excuse me forgetting but these things I do
You see I've forgotten if they're green or they're blue
Anyway the thing is what I really mean
Yours are the sweetest eyes I've ever seen

Your song/Elton John
Anoche ví Molin Rouge, de nuevo.
Y en verdad que pienso que no hay nada como amar y ser correspondido. Si alguna vez sentiste esto, date por satisfecho.

jueves, octubre 28, 2004

Un Post Posssitivvvo

Me han llamado la atención. Me dicen que escribo siempre como si estuviera triste, o enfadada...
La verdad, la verdad... pues no sé. Puede que sea cierto. Puede que cuando como ahora, estoy feliz, no me sale nada que merezca la pena ser leído.
Acabo de volver de "luna de miel", unos tres días en la playa con Trufo y una personita que me vela las noches, y que me hace feliz con solo mirarme. Lo he pasado muy bien, y hoy mi cara da fé de ello (mis pupilas están en forma de corazón... aaaayyyyy).
Sin embargo, a quien le importa esto????.
Yo tengo la opinión de que a la gente le gusta muchísimo más leer, que la luna de miel se ha acabado, y que mi alma vuelve a vagar sola por estas calles, buscando lo que perdí, llorando las noches que viví, y pensando en el tiempo que ha de pasar hasta que vuelva a sentir lo mismo.
Aún así, yo lo intento, sin embargo, bajo este estado de embriguez amorosa, todo lo que me sale es empalagoso, repetitivo y manido (como dijo aquel...).
Lo siento, Danielo, otra vez me salió un churro.
En serio te digo, voy a coger la cámara instantánea que tengo en el cerebro y en cuando tenga un momentito así de rebosante felicidad, lo guardo y lo sacaré para algún próximo relato.

lunes, octubre 25, 2004

Donde quiera que estés

De niño bailaba canciones del moro
el baile venía de adentro y así se inventaban los modos
de niño soñaba olores profundos
las mezclas de espuma, colonia y sudor de unos pechos desnudos
creció con su sueño y un día le dijo:
acabo de verte y ya sé que nací pa' casarme contigo
Matilde mi vida, Matilde mi estrella
le dijo que si nos casamos Antoine y bailó para ella
abrázame fuerte que no pueda respirar
tengo miedo de que un día
ya no quiera bailar conmigo nunca más
cariño y ternura, colonias y besos
te tengo, me tienes, quisiera morirme
agarrado a tus pechos
el amor es tan grande, tan sincero y sentido
que un día de lluvia Matilde acabó por tirarse en el río
abrázame...
mejor buenos recuerdos que un pasado perdido
por eso Matilde un buen día acabó por tirarse en el río
lo que fue tan hermoso que no caiga al olvido
te estaré recordando por siempre Matilde que tú no te has ido
abrázame...

El marido de la peluquera/Pedro Guerra
Desde que te fuiste, todo se aclaró. Nos unimos y un amor fuerte nos enlaza, nos junta cada día. A pesar de los celos, a pesar de la distancia, a pesar de que no sabemos que es lo que realmente queremos para nuestra vida.
Desde que tu no estás parece que las cosas tienen cuerpo, lógica, razón... aunque no tengan nombre.
No puedo verte, porque te has ido, sin embargo te siento, y he podido conocerte mejor desde que no estás.
Te debo la felicidad que hoy me inunda, y donde quiera que estés te hago llegar esta canción, que sé a ciencia cierta que era tu canción preferida...
Qué cosas!! quién te iba a decir que serías tu la protagonista.

viernes, octubre 22, 2004

¿Qué me falta?

En la posada del fracaso
Donde no hay consuelo ni ascensor
El desamparo y la humedad
Comparten colchón
Y cuando por la calle pasa
La vida como un huracán
El hombre del traje gris
Saca un sucio calendario del bolsillo
Y grita
Quién me ha robado el mes de abril
Cómo pudo sucederme a mí
Quién me ha robado el mes de abril
Lo guardaba en el cajón
Donde guardo el corazón.
Quien me ha robado el mes de abril/Joaquín Sabina

A mi me han robado el corazón y no solo el mes de abril, sino algunos meses más.
Los busco, y los encuentro. Los miro y los siento, y al segundo... los pierdo. ¿A alguien le suena esta canción?.
Hoy me siento con un hueco donde debe latir algo, aunque no sé para qué estaba ahí, tengo como amnesia... ya no siento, será eso?.
Me dedicaré a vagar por las calles. Preguntaré, por si alguien sabe. Y si algún día aclaro esta duda, les escribiré para contarles.
Me acuerdo de una sonrisa, de unas palabras, de unas notas.. compartir vino, canciones, dudas...
Pero no recuerdo su cara, su nombre. Alguien me ayuda?
Tal vez todo lo soñé y fue tan profundo mi dormir que me pareció real. Y lo que me pasa es que eso que debe latir, sigue aletargado por el sueño.

lunes, octubre 18, 2004

Las señales

Una vela que se apaga;
una llamada que se corta;
un número equivocado.
Una nube negra que me quita la luz de la ventana;
un pensamiento;
un escalofrío por la espalda.
La vela que se vuelve a apagar.
Otro pensamiento,
más pesimita que el anterior.
Un teléfono apagado.
La tarde de domingo, larga como un día sin pan.
Trufo, que me mira y emite un lamento;
se acuesta a mis pies, y vuelve a mirar.
De repente un grillo, negro, grande, saltarín.
No se va, no se quiere ir.
Le echo pero vuelve a entrar, desisto de sacarlo hacia afuera.
La vela sigue encendida, el teléfono ya da señal.
Por fin, una voz.... y aunque todo no fue como esperaba, tampoco es para decir que "Hoy todo ha salido mal".
Después de esto se podría decir que es mejor no creer en las señales, sin embargo yo no tengo remedio, y prefiero pensar que la señal positiva la trajo el grillo....
Que desde ahora meteré en mi lista de bichos de la fortuna... me niego a dejar de soñar y a que mi imaginación se ponga de baja, huelga o se jubile.

viernes, octubre 15, 2004

Ha llegado...

Llevo varios días que no he logrado parar de estornudar. Como casi siempre, eché la culpa de este estado de mi nariz a la alergia que me acompaña desde hace algunos años, y de la que creo que no me voy a poder deshacer nunca.
Pero después de tres días, estoy descartando esta posibilidad, y he de asumir el estado en el que me encuentro, me ha invadido este jodido bichito, cómo es que se llama?. Estafilococo... no se cuantos.
En fin, que tengo gripe. Los síntomas siempre los mismos: dolor de cabeza, garganta y cuello; labios resecos; nariz cual pimiento morrón.. y el consumo de un paquete de kleenex cada dos horas. Malestar general. Apatía ante casi todo...
Yo que pensaba que no me iba a tocar... Este virus ataca a todo el mundo sin importarle tus compromisos, tus necesidades o tus apetencias. Me ha llegado a mi como a cualquier hijo de vecino.
Dicen que este mal se pasa con antibióticos en una semana, y sin medicación en siete días. Así que no sé cual será el tratamiento por el que decidiré al final.
A ver si esta dichosa mañana pasa rápido, y puedo meterme en la cama prontito.
Maldito bichito.

martes, octubre 05, 2004

Ese horrible sentimiento

Desde ayer por la tarde invade mi cuerpo una oleada de impotencia, quién no conoce este desagradable sentimiento?.
Verán, tengo una amiga que es como mi hermana, y se siente mal. Su mal es el mal de muchos, que no por eso la consuela, sino que más bien lo empeora. El caso es que me siento fatal porque todo mi cerebro está manos a la obra, intentando buscar la solución a su problema. Y si no la solución si un speech convincente que le de algo de aliento. Mis neuronas están a punto de entrar en llamas, y no consigo otra cosa más que la que ya le he dicho, que cuente conmigo, que no se encierre, y que esto como todo... aunque no lo parezca.. también pasará.
Trato de resultar convincente, trato de darle el fin de la batalla... pero no puedo. Ojalá tuviera una varita mágica para acelerar el tiempo, y hacerla vivir dentro de unos cinco meses, que es el tiempo que estimo para que todo esto pase. Desgraciadamente no la tengo. Lo único que puedo ofrecerte, amiga mía, es mi hombro si quieres llorar, mis oídos si quieres hablar, y mi promesa de estar siempre contigo. Porque lo estuve cuando nos encerraban en un baño en el jardín de infancia, cuando quisiste dejar la carrera porque suspenderías estadística, y porque te quiero como a una hermana...
Si con esto, he logrado calmar tu mal, y darte algo de aliento, la impotencia que trata de acampar en mi corazón tal vez cese en su intento por avanzar.

sábado, octubre 02, 2004

Violeta, ingeniera, hipotecada...

Esta semana ha sido una semana, extraña.
He estado sumergida en una montaña de papeles, facturas, contratos, planes generales, catálogos... creí que me ahogaría entre tanto papel. En un ataque de furia, me propuse salir a flote. Nadé, luché, peleé con ellos... y finalmente me hice con la batalla, salí triunfante y con un ascenso, como premio a mis esfuerzos.
Me invadió, entonces, desde la coronilla hasta los pies una oleada de seguridad y prepotencia, tan fuerte fue, que hice cosas que en estado normal sé conscientemente que no hubiera hecho, como suscribirme al maravillo y extenso club de los hipotecados, así es. Me he comprado un pisito. Dos habitaciones, cómodo salón, modesto cuarto de baño, y cocina con vistas al césped de uno de los tres campos de fútbol con los que cuenta este sitio. Al volver a mi estado natural caí en la cuenta de lo que había hecho. Intenté retrocer en mis actos, fui hasta la inmobiliaria y alegué que estaba bajo los efectos de mi propia arrogancia y bajo un estado de absoluto egocentrismo.. pero fue en vano. Así que en este punto, no he hecho otra cosa que intentar asumir las consecuencias de locura transitoria. Mi consuelo ahora es que tendré un espacio mío, que mientras friegue podré ver a los chicos que juegan al fútbol de forma profesional por aquí, y que mis futuros hijos jugarán al mismo juego con su papi mientras yo les preparo un bocadillo de nocilla, mirándoles por la ventana..

viernes, septiembre 24, 2004

Estoy como en el anuncio...

Tus manos son mi caricia, mis acordes cotidianos,
te quiero porque tus manos, trabajan por la justicia.
Tus ojos son mi conjuro, contra una mala jornada,

te quiero por tu mirada, que mira y siembra futuro.
Si te quiero es porque sos, mi amor mi cómplice y todo,

y en la calle codo a codo, somos mucho más que dos.
Tu boca que es tuya y mía, tu boca no se equivoca,

te quiero porque tu boca sabe gritar rebeldía.
Porque amor no es aureola, ni candida moraleja,

y porque somos pareja que sabe que no está, sola.
Te quiero en mi paraíso, es decir que en mi país,

la gente viva feliz aunque no tengan permiso.

Te quiero/Mario Benedetti

Hoy siento que quiero a todo el mundo. Tengo algo en el pecho que parece que se va a salir. Me gusta sentirme así, pero más me gusta decir "te quiero", mirando a los ojos, sintiendolo desde la coronilla hasta los pies, y no sentir vergüenza al decirlo.
Te quiero a ti, y a ti también, les quiero a ellos, les quiero a ustedes... quiero a todo el mundo!!!

miércoles, septiembre 22, 2004

Tengo un Troyano

Desde hace tiempo oigo hablar de estos individuos. Lejos de oir lindezas, la gente se refiere a ellos con desprecio, como si fueran parásitos o con miedo por los posibles daños que puedan causar dentro de tu vida virtual...
Ahora que convivo con uno de ellos he de decir que los sentimientos son extraños. Más que rabia, siento curiosidad. ¿Cómo será?, ¿Será él o ella?, ¿Para que usará mi pc?, ¡¡¡uis!! a ver si va a estar metido en todas las cosas que escribo....
O ¿Y si se ha metido en mis datos del banco?.. bueno eso no importaría mucho, para lo que hay...
Pero que leyera lo que escribo de forma personal... eso parece que me gusta menos.. aunque bueno, si por lo menos me dijera qué opina de ello...
Oye parece que ahora que pienso un poco las cosas, me estoy como enfadando (mira qué cosa!), a ver ¿A santo de qué se mete en mi casita?, y ¿Con qué permiso?, y encima sabrá todo de mí, y yo no sé ni de qué color es!!!, oye que me estoy poniendo mu'mala!!!
Nada, que se me ha quitado la curiosidad de golpe al verme totalmente despojada de intimidad. Ahora mismito me voy a darle dos patadas y a echarlo de aquí, ¿es que a esta gente nadie la ha educado? a ver!! qué es esto de entrar sin permiso en casa de alguien y coger todo lo que se le antoja!!!. Lo dicho, a ver cómo me deshago de él.

viernes, septiembre 17, 2004

Estoy harta....

De la gente que grita;
De la gente que aparca en doble fila;
De la gente que no escucha;
De la gente que hace daño;
De la gente que escupe en la calle;
De la gente que lleva el perro sin correa;
De la gente que no te mira cuando hablas;
De la gente que no da los buenos días;
De la gente que no respeta las señales de tráfico;
De la gente que infringe las normas;
De los hipócritas;
De los demagogos;
De los celosos;
De los mentirosos;
De los falsos;
De los prepotentes;
De todos los que no me entienden....

Y no es que haya tenido un mal día, simplemente es que estoy harta.

jueves, septiembre 09, 2004

La bruja que dicen que soy

Bruja, si aterrizas
con tu escoba
un día en mi balcón
ve con cuidado
yo disparo siempre al corazón.
En tus redes
no me atraparás como a un ratón
Bruja, aunque vengas
disfrazada de Marilyn Monroe.
Piénsatelo bien antes
de poner tu pie en mi balcón
no sea que tu escoba
me barra la alcoba
y me haga de bastón.
¿Qué van a decir todos
los que a ti Bruja te llaman?
si saben que besas, lloras,
te enamoras y me haces la cama.
No había debajo
del disfraz que te ponías tú
más que una niña
a la espera de algún príncipe azul.

Bruja/Joaquín Sabina

Me pregunto ¿Ya encontré el príncipe azul?, ¿Eres tú un príncipe?.
Si así fuera, no te precupes, mi escoba hará de bastón cuando lo necesites. Y por lo que digan o me llamen los demás.... se tendrán que preocupar ellos, no?.
Al menos, me vale el pensar que durante este tiempo, tú has sido mi príncipe, y yo tu bruja, verdad?

martes, septiembre 07, 2004

Se nos casa la peque!!!!

Llevamos una semanas de vértigo, preparando el bodorrio de la peque.
Es gracioso esto, porque por edad ella es mayor que yo y que Mary, sin embargo siempre la hemos mimado y tratado como la peque de esta familia postiza.
Nos juntamos en la guardería Bélgica, ella y yo, y aunque parezca mentira, aún seguimos juntas, muy juntas. La llevamos durante la EGB, durante el BUP, y luego hasta la Universidad; ¿chicas se acuerdan de las noches bajo el flexo, comiendo castañas asadas?. Jo! qué cantidad de recuerdos habitan en mi memoria.
Como cuando nos cambiamos al piso de Tomás Morales y tuvimos que llevarnos todos las cosas de Dunia, descubrimos en ese momento su obsesión por guardar los botes de champú; como cuando nos poníamos a comer y ella no podía evitar meter el tenedor en los platos de las demás; como las depres después de Navidad..... el viaje a Madrid; las compras en El Corte; el anotjo de gambas los sábados por la tarde; cuando nos perdimos por la Isleta; todos los descubrimientos del otro sexo.... uf!! chicas qué cantidad de cosas hemos compartido.
Y ahora la peque se nos casa... Llegó el momento con el que tanto ha soñado. Te deseamos que sea mil veces mejor a como lo pensaste.
Menos mal que estará solo a una llamada de teléfono, ¿verdad?.
Oye, si quieres ver tu regalo, visita la web de fotos.
Chiqui, que seas muy muy feliz.
Y ya sabes, para los niños nos tenemos que poner de acuerdo las cuatro!!!

lunes, septiembre 06, 2004

Ese músculo que late

Llevo varios días pensando. Pensando profundamente, y ¿saben qué?, no llegué a ninguna conclusión.
He estado pensando en la necesidad que tengo como ser humano, como persona, de la compañía de otro ser humano, de otra persona.
Desde que tengo uso de razón, estoy estudiando. En la infancia, era porque si no sabías leer y escribir eras como un borrego; los que sean de mi generación recordaran aquel maravilloso programa de televisión llamado "La bola de cristal", había un sketch en el que salía un rebaño de borregos, y decían: "si no quieres ser como estos, lee"; aquello se me clavó en la mente, y desde entonces devoro libros, lo que me ha sido muy útil para desenvolverme en la vida, para ser más curiosa y preguntar por todo.... pero no encontré en ningún libro la solución al desamor, a la dependencia de otro ser, a la necesidad de otro cuerpo... no obstante, no pierdo la esperanza de encontrar este gran secreto en algún volúmen que me quede por descubrir.
Luego pasé al bachiller, ahí la razón para seguir estudiando era seguir aumentando tus conocimientos, no encerrarte en la isla primero y en el archipiélago después. Tampoco durante estos años conseguí que los demás dejaran de hacerme daño con algún comentario, y tampoco pude eliminar mis necesidades de que me AMARAN, así con letras en mayúsculas.
Más tarde, llegó la hora de decidir qué iba a ser en la vida, como iba a dejar de depender económicamente de mis padres para desenvolverme yo sola, (qué bien sonaba esto!!!), y estudié, y me peleé con ecuaciones y fórmulas; y en mis ratos libres intentaba encontrar la solución a esos ratos melancólicos, a ese sentimiento de extrañar a alguien. Siempre sin frutos.
Finalmente, hay que estudiar para ser un buen profesional, para poder destacarte del montón de iguales a tí.... Y en este punto me encuentro, y ahora , me pregunto ¿Y todo esto para qué?, sigo siendo la misma persona frágil y sentida, que una palabra más alta que otra le hace daño; la misma que necesita que le digan que soy la flor del corazón de alguien; la misma que busca en los ojos del que tengo en frente la complicidad, el amor. La misma que cada noche mira a la Luna y le pide fuerzas y protección.
Toda la vida me la pasé estudiando, soy una buena profesional, y aún no encontré la medicina que he de dar a este músculo, feo y redondo que late dentro de mi metro y medio. Este músculo al que no le afectó que le dejara de alimentar y al que sin embargo la indiferencia, la soledad, y la angustia, hacen que de un momento a otro decida que ya no puede seguir latiendo.
A ver si alguien ha encontrado la medicina, me ofrezco voluntaria para fabricarla y darla gratuitamente a todos esos músculos que laten sin compás.

martes, agosto 31, 2004


Parece una patera con inmigrantes... pero no lo son!!! Posted by Hello

Piedra Playa I Posted by Hello

Piedra Playa II Posted by Hello

Mi tierra

Aunque lo parezca, no voy a escribir la canción de Gloria Estefan.
Solo voy a publicar unas fotos por aquí, porque día a día, me estoy re-enamorando de este paraje. Que a simple vista parece árido, desértico... indeseable.
Dicen por ahí, que el que viene a Fuerteventura viene llorando (no hace tanto que esto era un destierro del país), y que pasado el tiempo y tiene que coger las maletas de nuevo, lo hacen llorando también.
Es un sitio que le cuesta dejarse querer, pero luego... ¿cómo se puede quitar uno a una amante del corazón, sin que este se le haga pedazos en el intento?.
Juzguen y vean, espero que me digan lo que les parece.

viernes, agosto 27, 2004

Estoy de los nervios!!!!

Como dice un gran amigo mío: Estoy que me llevan los demonios.
Hoy quería escribir sobre la madre naturaleza y cómo nos sorprende cada día. Me iba a poner a ello, cuando he escuchado en la radio una entrevista a Teddy Bautista, el director de la SGAE (sociedad general de autores)... y en cuestión de segundos, este señor ha hecho que me hierva la sangre.
No entiendo cómo se puede ser tan hipócrita y demagogo al mismo tiempo.
Dice este señor, que hoy día los discos son el material cultural más barato, más barato que un libro, me pregunto ¿dónde los compra?, porque yo miro y re-miro, y veo libros a 6€ y discos que no bajan de 15€; y encima dice que es el precio mínimo.
Sé de muy buena tinta cuánto se gasta en hacer un disco, autoproducido y con una tirada pequeña (es decir, la opción más cara), así que no quiero ni hacer cuentas para saber cuánto le cuesta a la Sony hacer una tiradita de cientos de miles de copias. El problema es que todo el mundo quiere comer de un pastelito, con lo cual no queda más remedio que subir el precio, para que la porción que le toque a cada uno sea considerable.
Es decir, que no me creo su discursito para nada, y que me parece una auténtica desvergüenza que nos intente convencer de ello con estos argumentos.

martes, agosto 24, 2004

Soy feliz... soy un hombre feliz

Vivo en un país libre
cual solamente puede ser libre en esta tierra,
en este instante,
y soy feliz,
porque soy gigante.
Amo a una mujer clara
que amo y me ama sin pedir nada
o casi nada (que no es lo mismo) pero es igual.
Y si esto fuera poco
tengo mis cantos que,
poco a poco muelo e rehago
habitando el tiempo
como le cuadra a un hombre despierto.
Soy feliz, soy un hombre feliz,
y quiero que me perdonen
por este día los muertos de mi felicidad.

Silvio Rodríguez/Pequeña serenata diurna

Quién me iba a decir que después de dos semanas en un trabajo que me gusta, que me realiza, yo iba a estar tan feliz. Pensaba, ilusa de mí, que no iba a poder con la gente, con la casa, con la distancia de un amor que tengo clavado en el alma.... Sin embargo, con la mirada hacia atrás me doy cuenta de que he podido con todo eso. Solo para ser feliz necesito sentirme útil. Qué cosas te enseña la vida!!

miércoles, agosto 18, 2004

Lo importante es volver

Después de tres semanas en este lugar, he pasado un fin de semana en mi casa, en donde siento mi hogar.
La travesía en barco fue agradable; Trufo se portó muy bien... y yo no logré quedarme dormida, pero pude leer mucho de un libro que encuentro revelador en estos precisos momentos en los que se desarrolla mi vida.
Desembarqué sin novedad, y según tomé la carretera que debía llevarme de regreso a casa, pude advertir los primeros y más mínimos detalles del cambio. Nuestra alcaldesa con su equipo de concejales... han decidido colocar una serie de carteles luminosos a lo largo de toda la autovía. El primero advertía del peligro de la combinación entre el alcohol y el coche (muy acertado este mensaje en estas noches de verano); el segundo decía simplemente: lo importante es volver.
Fue como si un mensaje del mismo Dios me hubiera llegado. Era como si me hablara una voz del más allá. Alguien que supiera exactamente por el trance por el que paso.
Puede que sea simplemente casualidad, pero ¿por qué he de conformarme con esta explicación?. La vida está llena de señales, y esta era directamente para mí. ¿Qué importa el tiempo que pase fuera?.... Lo importante, siempre, será volver.

martes, agosto 10, 2004

Eres...

No das respuesta
ni luz a mi jardín.
Y no hay guerrero
que descanse en ti.
No hay luna de agosto
ni lluvia de abril
que no haya dormido
antes en ti.
Eres pequeña
como una estrella fugaz,
como el universo
antes de estallar.
Vuelas como la risa,
como el diente de león.
Si yo te miento
tu lo haces mejor.
Eres la copa rota,
el mar en que me adentro,
viento que susurra,
el tálamo desecho,
ácido en mis ojos,
el café de mis mañanas,
la mano en el sexo,
el rumor de batalla.
No das respuestas
ni luz a mi jardín.
Y no hay guerrero
que descanse en tí

Eres/Ismael Serrano

Eso eres, eso y mucho más. Echo de menos aquellas madrugadas en los que eras portador de noticias... "una buena y una mala"... ¿te acuerdas?.
Pasarán más de mil años, muchos más... y yo, no sé tú.... seguiré acordándome...
Te quiero un mundo.

domingo, agosto 08, 2004

La dualidad de mi persona

Llevo dos días escuchando la misma frase: "no te entiendo, como puedes cambiar de parecer tan rápidamente, en unas horas".
Y la verdad, ya me canso. No me siento con ganas de explicar que no soy un ser unipersonal. En mi cuerpo habitan dos violetas, que a veces están de acuerdo, pero que la mayoría del tiempo se pelean por prevalecer la una sobre la otra. Son como dos mellizas, unidas por un cuerpo, pero con dos cerebros para pensar y dos corazones para sentir. Así, ante una misma situación una puede sentir dolor y la otra sufrir un ataque de ira. Han de pasar unos segundos para que el cerebro central verifique qué sensación es la más intensa. Yo creo que es fácil de entender, y me parece mucho más original que el resto de la gente, soy rara, distinta, especial....me da igual. Creo que hay doctores que hasta le han puesto nombre: trastorno bipolar, le dicen. El nombre supongo que es lo de menos, la realidad es que soy dos, y esto al parecer a todo el mundo no le gusta ni lo entiende. Pero aún así, yo seguiré siendo dos violetas encerradas en un cuerpo con el que tampoco estoy contenta, ni yo ni ellas. Un momento, yo, ellas... ¿cuál de las dos soy yo?. Claro, yo soy las dos, soy una, soy la que al final prevalece.

sábado, agosto 07, 2004

¿Días grises o días negros?

Los días pasan, y las cosas siguen igual. Yo aquí, consumiéndome. Mi cabeza origina un tráfico de pensamientos diarios que son inabarcables aquí, así que terminan en la papelera de mi mente. Los días siguen pasando, y siguen siendo grises. No me acostumbro a esta ciudad (...), ni a la gente, ni a esta casa, ni a este tipo de contacto...
Me pregunto cuál es la diferencia entre los días grises y los días negros. Tal vez no haya ninguna, al menos en mis días, y podría decir que todos son negros, pero que tal vez diciendo que son grises disfrazo la realidad, que mis días grises son negros como una noche sin luna. Ya sé lo que piensa el resto, que me quejo de vicio, que ..bla bla bla.
Vuelvo a lo mismo, ahora esto es mi gran problema y parece que yo estoy sola ante él. Nadie me puede ayudar porque nadie ve el problema que tengo en frente.
Me acuerdo de un maravilloso libro que he releído "El desencuentro", hay un párrafo totalmente desgarrador donde el protagonista afirma que después de unos desafortunados hechos y su propia cobardía, solo le queda una cosa: esperar a que su corazón deje de latir, y que con ello deje de respirar, llevando irremediablemente a su cuerpo hacia la muerte.
Los días pasan y yo sigo consumiéndome, nunca imaginé que a mis treinta, mis días iban a ser negros.

martes, agosto 03, 2004


Mi paisaje Posted by Hello

Yo, la arena y el mar Posted by Hello

Mi paisaje

Cuando llego a este sitio, en seguida me invade una sensación de paz que me hace sentir a salvo mientras lo contemplo. Me reconozco en cada grano de arena, en cada ola del mal. Esto soy yo, y aqui es a donde quiero volver siempre. Ya sé que resulta contradictorio, pero quiero guardar este sitio para determinadas ocasiones, no quiero tenerlo al alcance de mi vista cuando se me apetece. Quiero extrañarlo, quiero sentir morriña... quiero poder volver y reconocerme en cada grano de arena, en cada ola de mar, en cada concha.
Esto es mi paraíso, mi paraíso particular, solo yo y el mar sabemos lo que hay entre nosotros.

miércoles, julio 28, 2004

Yo... me parto la cara por ti

Hace ya algunos meses que escuché esta expresión: "Me parto la cara por tí", no sé, me gustó. Tal vez sea, porque en mi interior, me gusta ese hombre que es como un super-héroe,  y al mismo tiempo un guerrero imparable, capaz de cualquier cosa con tal de tener a su "niña" a salvo. Que no se malinterprete, aborrezco cualquier tipo de violencia, pero me gusta la forma visceral de expresar este sentimiento.
Si traslado dicha expresión al campo de la amistad, siento lo mismo, me gustan las personas que lo dan todo por otra, obviamente no en el sentido literal, pero al menos sí en el sentido romántico de la historia.
Bien, unos días más tarde, o sea, hoy, la vida me da una de sus tremendas lecciones. Lo que parece no es y lo que es no siempre lo parece.
Yo creía que sabía quien estaría dispuesto a partirse la cara por mi, y también creía quien no. Como digo, hoy descubro quien realmente va a dar la cara por mi. Y estoy que no salgo de mi asombro. Estos hechos demuestran lo importante que puedo ser para algunas personas, en las que yo no he reparado más de lo que debiera, y me siento un poco mal por ello. Personas con las que comparto algunos ratos de vez en cuando, y para mi son eso, unos ratos. Sin embargo, hay evidencias que me llevan a pensar que para ellas no son solo unos ratos compartidos. Hoy, he aprendido la lección, espero no tener que repetirlo.
A todos los que estan ahi, y que  se parten la cara por mi, gracias de corazón. Que no duden que mi metro y medio y yo, nos partiremos las piernas por cualquiera de ellos.

lunes, julio 26, 2004

Por las dudas...

Ya es lunes. Se acabó el fin de semana. Y para variar, estoy triste; más que triste melancólica. He vuelto a mis raíces. He vuelto donde nací, donde crecí, donde maduré.... He vuelto a todo lo que no quería volver. No es porque esto no me guste, ni tampoco por la gente que aqui hay. Realmente no sé por qué me cuesta tanto estar aquí, y pensar que es por tiempo indefinido. No lo sé. Lo que sí sé es que el fin de semana, ha estado bien. Me he reconciliado con mis demonios. Con todos los que dejé hibernando cuando me fui, y con todos y cada uno de los que me torturaron los años que estuve aquí. Este fin de semana los encaré, y pactamos una tregua: ellos irán despertando poco a poco, y yo iré encarándolos según lo hagan. Trataremos de establecer un pacto, ellos habitarán en mi y yo los iré aceptando. Me iré aceptando, tal vez este sea el camino para estar bien, sin importar el sitio geográfico.
Hay una canción de Fede Comín, que dice: "amenazan mil fantasmas, creo que vienen por usted... Por las dudas no se vaya, por las dudas quédese....", así me siento hoy. Lo bueno es que también hoy, sé, que vendrán de uno en uno. Y lo malo es que a mi lado (físico), desgraciadamente no hay nadie que me de cobijo. Aunque "cualquier cosa usted (yo) me llama, hay poesía en el cajón.

miércoles, julio 21, 2004

El cambio

Me parece que es el momento. Llegó la hora. Hace once años que vivo en la misma casa, con los mismos muebles y con las mismas cosas, que por supuesto han ido aumentando de número con el pasar de los años. Y ahora, después de todo este tiempo, llegó el momento de empaquetar lo imprescindible y salir de aquí. De mi pisito de color verde, de mi cuarto con muebles negros y de mi gran sillón azul. Ni puedo evitar que se me salgan las lágrimas,  al pensar que esta no será mi casa más.
Soy un animal de costumbres, no me gusta cambiar  de ruta para ir a los sitios, siempre tomo las mismas cosas y apenas me gusta cambiar mi ropa, y ahora tendré que cambiar de vida. Eso es el gran paso par mí. No tengo idea de cómo afrontar esto, de cómo me va a ir en otro lado.... que me importa, yo soy feliz aquí!!! Y no me quiero ir!!.Por donde quiera que mire oigo y veo gente que me anima al cambio: “ya verás que bien estarás, además aquí estamos todos nosotros”; y es en este punto cuando me planteo, cuánto hay de egoísta en estas palabras y cuánto de sinceridad. Yo tengo miedo, yo no quiero cambiar, ¿quiénes de ellos está pensando en esto?.

martes, julio 20, 2004

Agosto...el príncipe

Ya Julio avanza hacia su final. Ya pasó la celebración de la diosa del mar, la que se celebra donde yo nací, donde yo me crié. Yo no fui. No quise ir.
Ya Julio va dando coletazos, dando paso a Agosto, que pretende llegar a nosotros con calor, noches de fiesta, serenatas diurnas, y tardes de helado. El termómetro amenaza con no bajar de 30ºC, y las playas se llenan de gente que solo tiene un propósito: tumbarse al sol. Un niño que juega en la arena, hace un hoyo, con la intención de que su papá pase por encima de él y caiga; una niña que hace un castillo, la imagen que tiene en su mente difiere notablemente del resultado que está consiguiendo allí, aunque eso no importa, la finalidad es poder tener algo en lo que soñarse. Soñarse cautiva, y esperando al príncipe, que ha de venir de lejos para sacarla de allí.
Unos Agostos más tarde, la misma niña ya no hará castillos de arena, ahora leerá novelas de enredos romáticos, y sin embargo, seguirá soñándose cautiva, a la espera de que un príncipe venga de lejos a rescatarla.
Y así pasarán algunos agostos más, ya casi treinta, y la misma "niña" seguirá soñándose cautiva esperando a que un príncipe venga de lejos, la coja en brazos y le diga  con una voz de caricia "ven aquí"....
Puede que cuando hayan pasado treinta y un agostos, esta niña se de cuenta de que el agosto siempre es el mismo, que la gente de las playas son las mismas año tras año, y que el príncipe que tan ansiosamente espera nunca ha de llegar. Porque hay niños en la vida que están dotados de poder soñar, no de poder hacer realidad esos sueños.

miércoles, julio 14, 2004

Mi mente

LLevo esperando que llegue este día desde hace aproximadamente un mes. El día en el que no tenga que estudiar, ni estar atada al escritorio, los apuntes y la calculadora. Ayer, por fin terminé los exámenes, llevo solo un día de vacaciones y ¿ahora qué?. Mi cabeza ha estado sometida a un estrés tremendo, ni si quiera descansa mientras duermo, porque no podría contar la de veces que me he levantado a las cinco de la madrugada con la solución de un problema que se me había atascado durante el día.
Así que ahora estoy tranquila, sin "obligaciones", y debería estar feliz y contenta. Pero la realidad es bien distinta.
Tengo la sensación de estar perdiendo el tiempo. Me voy a la playa, tiendo mi toalla, me quito la ropa, me pongo crema, y me acuesto en dicha toalla dejando que el sol me bañe (casi siempre son los únicos baños que tomo... me hago mayor), entonces me invade una horrible sensación: "¿qué hago aquí?, ¡¡¡con todo lo que tengo que hacer!!!".
Tengo que respirar hondo, e intentar tranquilizarme. Analizo la situación, ayer cumplí con mi deber como estudiante, ahora no tengo nada que me espere, puedo relajarme un rato. Al cabo de unas horas ya no puedo estar más en la toalla.
Llego a casa y me pongo a acolchar. Inicialmente disfruto. Pero al cabo de media hora, tengo otra vez la horrible sensación. Es la misma sensación de que se te ha parado el despertador cuando tenías que levantarte. Se te acelera mucho el pulso, y notas los latidos del corazón en la cabeza, que parece que va a explotar, todo eso mezclado con una ola de sudor frío que te recorre el cuerpo.
Mi mente me juega malas pasadas.
Me la imagino mándandome estos mensajes de agobio, y luego muriéndose de risa al ver el estado de ansiedad que provoca en mí... Y la verdad, no la culpo, debe ser bien divertido.

domingo, julio 11, 2004

Mi amigo

Tengo un amigo que me viene a ver cada día. Que me cuenta cada cosa que le preocupa; que me comenta cada proyecto que se le ocurre; que me lee todo lo que escribe; que me arropa por las noches y me despierta por las mañanas.
Tengo un amigo que veo todos los días, que le enseño cada puntada que doy al día; al que le pido opinión sobre lo que me rodea; con el que comparto mis penas; al que arropo cada día; y al que despierto por las noches.
Somos dos amigos que algunas noches compartimos unos vinos, unos quesos y unos palitos de cangrejo; que detrás de la copa soltamos alguna lágrima, alguna risa. Somos dos amigos que caminamos juntos por la vida, yo delante, abriendo las ventanas; y él detrás cerrándolas
¿Y lo demás, que importa?. A mí no me importa dónde esta mi amigo; a mi amigo no le importa dónde estoy yo. A mí no me importa con quién está mi amigo; a mi amigo no le importa con quién estoy yo. A mí lo que de verdad me importa es saber cómo esta mi amigo, y a mi amigo le importa que yo sea feliz.
Por eso da igual el tiempo, el sitio o la ciudad. Mi amigo siempre está conmigo, y yo voy donde el va. Nos encontramos en un punto, y desde entonces compartimos nuestra soledad.
Amigo, hace tiempo que no te veo; ve preparándote, que voy sacando el vino, el queso y el pan.

jueves, julio 08, 2004

El amor...el...ella

Hoy, recibí esto vía e-mail. Gracias Alberto, por mandarme estas cosillas.
Después de leerlo, he llegado a la conclusión de que no conozco mejor definición sobre el amor. Dos individuos que se encuantran, se conocen y deciden caminar juntos, claro, que lo que piensa cada uno poco tiene que ver con lo que piensa el otro.
"Él
A ella le gusta el amor. A mí no. A mí me gusta ella, incluido, claro está, su gusto por el amor. Yo no le doy amor. Le doy pasión envuelta en palabras, muchas palabras. Ella se engaña, cree que es amor y le gusta; ama al impostor que hay en mí. Yo no la amo y no me engaño con apariencias, no la amo a ella. Lo nuestro es algo muy corriente: dos que perseveran juntos por obra de un sentimiento equívoco y de otro equivocado. Somos felices.
Ella
Pretende que yo estoy enamorada del amor y que a él sólo le interesa el sexo. Dejo que lo crea. Cuando su cuerpo me estremece, lo atribuye a sus muchas palabras. Cuando mi cuerpo lo estremece, lo atribuye a su propio ardor.
Pero me ama. Y no lo saco de su engaño porque lo amo. Sé muy bien que seremos felices lo que dure su fe en que no nos amamos".


( Raúl Brasca )

miércoles, julio 07, 2004

¿Por qué.....?

Hoy, me invade una duda, ¿por qué siento esta necesidad de escribir?. Desde hace ya años que llevo siempre un diario conmigo, que va a todas partes donde yo voy, y que a cada dos pasos de mi camino se abre para recibir las letras que salen, unas veces de mi mente y otras de mi corazón. A veces solo es un pensamiento circunstancial, otras veces son planes, y otras muchas veces son esos sentimientos que parece que me van a desbordar y que me terminarían engullendo si yo no los saco hacia fuera primero.
Puede ser que, yo, en mi escaso metro sesenta, sea incapaz de albergar tantas cosas, y por eso escribo.... Me gustaría sentir por otro, para comprobar que todos sentimos igual, para demostrarme que lo que yo siento no es diferente a lo que sienten los demás. Querría sentirlo todo, un poco de amor, un poco de rabia, un poco de odio, un poco de tristeza, y un poco de melancolía. Esos son los sentimientos que necesitaría vivir de otro. La alegría no, porque esa sí que estoy segura de que todos la sentimos igual.

viernes, julio 02, 2004

Las apariencias

En Diciembre, compré tres plantas. Una era hermosa llena de flores; otra tenía una única flor pero robusta y fuerte; y la última tenía dos flores preciosas pero un aspecto muy débil.
Han pasado los meses.
La que estaba llena de flores cayó primero. La cambié de sitio, el tiempo de riego, le hablé, la mimé... en cuanto murieron sus flores, no lo soprtó más y murió entera.
La robusta cayó tres semanas más tarde. La cambié de sitio, el tiempo de riego, le hablé, la mimé... pero aún así, murió sin más.
Sin embargo, aquella, la de las dos flores, la más débil de las tres, sobrevivió al invierno, y pasó triunfante por la primavera; y ahora que estamos en verano, me regala una de sus espectaculares flores.
Una vez más, esta vez la naturaleza, me demuestra que las apariencias engañan. No se debe juzgar por la primera impresión.

lunes, junio 28, 2004

Sombra.....

Mi sombra se está desatando. Me pide con fuerza que la deje salir, que tiene mucho que decir, mucho que gritar... Me enseñaron de pequeña a reprimirla, a darle a ella todo lo que no debía, tenía o quería hacer yo, y que bajo ningún concepto, podría sacarla a la luz (ja!! Luz..). ¿Quién sabe los motivos?. ¿Por qué no puedo odiar, celar, dar rienda suelta a lo que realmente siento?. Está mal visto en esta sociedad consumista, hipócrita y elitista que nos está tocando vivir. Todo el mundo anda buscando terapias alternativas que les aleje del estrés, del agobio... y estas terapias nos conducen a la paz interior (ja! Paz...). Mi sombra me pide salida y yo ya no la puedo sujetar más.
Esta sociedad en la que uno no puede decir una palabra más alta que la otra sin que le tachen de racista, maltratador, nazi.. o cualquier barbaridad más. Nos condicionan, porque todos sabemos que no hay nada peor para el ser humano, que sentirse rechazado, sentir que uno no es aceptado en el ambiente en el que se mueve y por las personas que le importan. Pues, ¿saben qué?, que estoy harta!! que mi sombra quiere salir y yo no voy a hacer ningún esfuerzo por retenerla, no quiero que se reprima más, no quiero que siga tragando sin poder escupir nada. Prefiero sentirme excluida de este círculo sin motivaciones, de este lugar sin razones, a dejar que mi sombra se muera dentro de mí.
Sombra, sal, el mundo es tuyo. Diles cómo lo ves.

jueves, junio 24, 2004


El quilt de Mónica Posted by Hello

Mi último proyecto

Cuando era pequeña y tenía pesadillas, me iba corriendo a la cama de mis padres, allí todos los malos sueños, los miedos, las angustias.... todo, desaparecía. Anoche, el lado oscuro de la vida penetró en mis sueños, ni juntando todas mis fuerzas conseguí soltar un pequeño gritillo. Aún así, fue suficiente para que unos brazos fuertes, que siempre están al acecho, me sacaran del trance y me devolvieran a la realidad, donde afortunadamente el lado oscuro no tiene poder. Esta es la misión que me gustaría que tuvieran mis quilts.
Me encanta preparar nuevos proyectos. Elegir el diseño, las telas, la técnica...
En esta ocasión, el quilt será un regalo. Un regalo muy especial. Será para mi amiga Mónica, una majorera, que vive ahora mismo en Sevilla, y que por culpa de eso no podemos pasar tantos ratitos juntas como antes.
Este verano, Mónica dará el “si quiero”, delante de todos sus familiares y de toda la gente que ella y Jorge quieren. Entre quienes tengo el honor de estar yo. Hay veces en la vida que me encuentro muda, mis palabras no son capaces de expresar todo lo que siento. Así que de un tiempo a esta parte, cuando estas situaciones me asaltan, ingenio un diseño, elijo las telas, la técnica....
Intento personalizar los quilts, imprimirles mis sentimientos por la persona a la que se lo voy a entregar, y sobre todo, me empeño porque el propio quilt tenga personalidad, y que sea capaz de abrigar a todo el que se ponga debajo. Y que por supuesto se convierta en esos brazos fuertes que siempre estén al acecho.
Mónica, te quiero mucho, y espero que junto a Jorge descubras una nueva etapa de la vida. Que se quieran cada día un poquito más, y que por supuesto sean muy muy felices

lunes, junio 21, 2004

La pregunta y.... la respuesta

Entonces la ventana se abrió de par en par,
como antiguamente, y Peter Pan entró por ella.
Era un niño todavía, mientras ella era una persona mayor.
Se acurrucó al lado del fuego, y no se atrevía a moverse.
Se sentía culpable de ser ya una mujer.
James M. Barrie


Hace días que una pregunta me ronda la escoba, da vueltas alrededor de ella. Yo siento que necesita ser respondida pero aún no puedo hacerlo. Intento darle escobazos, espantarla, mirar para otro lado. Por momentos creo conseguirlo, pero en cuanto vuelvo a fijar la vista en las cerdas de mi escoba, ahí está.
Es inútil, no puedo huir de mis propias preguntas. ¿A qué le temo?, supongo que tanto la pregunta como la respuesta, las conozco perfectamente, pero no puedo afrontarlas. No puedo mirarme a los ojos y reconocerme con ellas. Aún es pronto. Quiero disfrutar un poquito más de esta ignorancia, de este sinsaber.
Porque preguntarme y responder, todo en cuestión de unos segundos, producirá un cambio de años en mí. Se esteblecerá un antes y un después de ese momento, y aún no estoy preparada para dar el salto, no quiero que el polvo de las hadas deje de funcionar en mí.
Por eso, aún duermo con un perro de peluche de color azul, y leo cuentos por la noche, y meto los dedos en la nocilla....

Al día siguiente,
insiste en preguntarme sin saber
que soy consciente
de que ella la conoce más que bien
pues esa otra es ella misma,
aquella niña de la cual me enamoré...
....Existen otros

Luis Quintana

viernes, junio 18, 2004

Una muchachita de ojos verdes... que encontró su sitio

And I thank you
From bringing me here
For showing me home
For singing these tears
Finally I've found
That I belong here

Depeche Mode/Home

Y como cantaba Sabina, fue una noche después de un concierto cuando me di cuenta de quien era y a dónde pertenecía.
Fueron los “aquí estoy” de Ravelo, el “vivir” de Quintana, los “miedos” de de Paz.... Quise dar de comer a los “patos de la catedral” de Garriga, llevármelos a “la ciudad de los muertos”, que me dijo Serrano donde estaba. Más tarde vino Fermín y me dijo que con “un trozo de trapo”, yo sería feliz. Y vaya! cuánta razón tenía.
Así me di cuenta de quién era yo y de lo que realmente hacía aquí. Hasta ese momento me dedicaba a vagar por las calles, intentando buscar un no sé qué, que se me perdió no sé dónde y que necesitaba para no sé qué.